Posteado por: mariaisabelherrero | agosto 19, 2014

Estar y que se note

Del blog familia actual

En una entrada anterior escribimos sobre el papel que tienen los padres en la adolescencia de sus hijos y la importancia de estar sin que se note. Ahora nos toca hablar de los primeros años, esos tan fundamentales, en los que tan decisivo es estar como que se note que estamos. En todo caso, si los padres sabemos estar cuando toca y de la forma conveniente, eso se nota, y mucho, a nivel afectivo, intelectual, psicológico y moral.

Esta reflexión viene motivada por un estudio presentado por la profesora Libertad González-Luna de la Universitat Pompeu Fabra (Barcelona) y la investigadora Ainhoa Aparicio del Collegio Carlo Alberto de Turín. Su trabajo demuestra que la crisis económica repercute positivamente en la salud de los recién nacidos. A pesar de que la hipótesis inicial era justamente la contraria, es decir, se esperaba constatar que la crisis afectaba a la salud de las mujeres embarazadas y perjudicaba a los bebés, las investigadoras concluyeron que ocurría justamente a la inversa.

Pero, tras analizar las tasas de paro en España entre 1980 y 2010, las investigadoras llegaron a la sorprendente conclusión de que una tasa alta de desempleo beneficia la salud de los recién nacidos. Los motivos que aportan para explicar esta afirmación es que “las madres tienen más tiempo para cuidarse, comen mejor, hacen ejercicio, visitan más al médico y tienen menos estrés”, por lo que se pueden dedicar más a sus bebés y con mayor calidad.

Es decir, que la salud neonatal es significativamente mejor cuando la tasa de paro es más alta. “Incluso comparando los hijos de una misma madre –afirma González-Luna–, los que nacen en épocas de recesión económica nacen más sanos que sus hermanos que nacen en épocas de bonanza”.

No hay mal que por bien no venga, parece concluir el estudio. Por supuesto que para el recién nacido es mejor que la madre esté más relajada, que se cuide, que viva de forma saludable y sin estrés, pero que eso sea consecuencia de una situación de paro forzado no parece tan deseable. Probablemente una situación de crisis económica y de desempleo como la que estamos sufriendo no aporta la seguridad y la calma que se precisa para criar a los hijos; sin embargo, como pone de manifiesto el estudio, parece que redunda positivamente en la salud de los neonatos. Lo hemos oído muchas veces: la palabra crisis significa oportunidad; pues bien, en este caso parece que nos está dando la oportunidad de tomarnos las cosas con mayor calma y estar más con nuestros hijos.

Lo deseable, como no podía ser de otra manera, es que las mamás cuiden de su bebé, que estén relajadas y que pasen tiempo con su hijo; sin embargo, no tener que hacerlo obligadas por haber perdido su trabajo. Ojalá esta situación no fuera un efecto colateral de la crisis, sino una decisión personal que pone lo importante por encima de lo urgente. Porque estar con los hijos, desde muy pequeños, se nota y mucho: los bebés lo demuestran con buena salud; los niños, con más alegría; los adolescentes, con mayor equilibrio.

Compártelo:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: