Posteado por: mariaisabelherrero | noviembre 1, 2010

NADA SUCEDE POR CASUALIDAD



Os cuento un audio visual que he recibido.

Un día un muchacho pobre que vendía de puerta en puerta, vio que solo le quedaba una simple moneda de 10 centavos y tenía hambre. Decidió que pediría comida en la próxima casa. Sin embargo los nervios le traicionaron, cuando una encantadora joven le abrió la puerta.

En vez de comida le pidió un vaso de agua. Ella pensó que el joven tendría hambre y le dió un gran vaso de leche. El lo bebió despacito y después le preguntó: “¿Cuánto te debo?” ” No me debes nada, añadió, mi madre me enseñó a  a no aceptar pago por una caridad”. El contestó: “Te lo agradezco de corazón”. Cuando salió de esa casa se sintió más fuerte fisicamente y su fe en Dios y en los hombres también se fortaleció.

El joven se doctoró y era el doctor Kelly.

Años después, la joven enfermó gravemente y los médicos del pueblo estaban dudosos. La enviaron a la ciudad para que la viera un especialista. Llamaron al doctor Kelly y éste cuando oyó el nombre del pueblo, se le iluminaron los ojos. Reconoció inmediatamente a aquella mujer y se propuso salvarle la vida. Se ganó la batalla contra la enfermedad.

Pidió el doctor la factura, la pagó y mandó que se la entregaran a la mujer. Ella se asustó pues pensaba que no podría pagarla. Pero el doctor Kelly le había puesto en una nota: “Totalmente pagada por un vaso de leche”. Lágrimas de alegría asomaron a sus ojos.

Se ve que hay gente agradecida.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: