Posteado por: mariaisabelherrero | abril 21, 2008

MÁS SOBRE LOS ABUELOS

 

  Acababa de escribir el post de “los abuelos y la autoestima”, cuando me llega un artículo de ACEPRENSA de Cristina Abad sobre el papel de los abuelos, que os voy a resumir, mejor dicho, entresacar los párrafos que más me han llamado la atención.

Pieza fundamental para el mantenimiento de la unidad familiar, los abuelos son portadores de la historia, trasmisores de la cultura y en ocasiones ejercen una labor de mediación en los conflictos entre la segunda y la tercera generación. Históricamente la figura del abuelo ha sido un referente en la vida de las familias ligada sobre todo a la infancia de los niños. Sin embargo en nuestros días es frecuente encontrar adultos con abuelos y abuelas vivos.

…Hay más mayores que cuidar pero también hay más mayores para cuidar…

Según estudios realizados, muchas abuelas han sentido mayor alegría por el nacimiento de sus nietos que cuando ellas fueron madres. Además tener nietos supone para ellas una fuente de orgullo y enriquecimiento personal que les ayudaba a ser jóvenes y útiles a los demás. Así mismo para muchos hombres mayores, la función de abuelo puede ser especialmente significativa porque permite superar las consecuencias negativas de la jubilación y representa una segunda oportunidad para corregir los errores u omisiones que cometieron en la relación con sus hijos.

Aunque todo esto es positivo, también pueden darse algunos excesos. Con frecuencia las circunstancias obligan a los abuelos a ejercer funciones que deberían cumplir los padres: la educación y la atención a necesidades básicas. El problema surge cuando se acude a ellos para cubrir deficiencias que tenemos en nuestro mundo: atender a los nietos cuando son pequeños y no pueden hacerlo el padre o la madre, dar estructura a familias rotas u otras funciones que pueden generar tensión. A veces los padres utilizan a los abuelos como “cuidadores” de los niños sin valorar su labor.

El papel de los abuelos es fundamental porque tienen la experiencia, la sensatez, el criterio y el amor para ayudar en la educación de los nietos. La sociedad debe aprovechar ese caudal humano y las posibilidades de enriquecimiento mutuo.

Por cierto, en la Universidad de Navarra en el Instituto de Ciencias para la familia hay un curso este verano sobre “Ancianidad, familia y salud, retos y oportunidades” dirigido por el Dr. Jorge Pla Vidal que será muy interesante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: